Programa de Respiro Familiar de Unicaja

La Fundación Unicaja colabora un año más con el Programa de Respiro Familiar Unicaja, que desarrollan los Ayuntamiento de Almadén (Ciudad Real), Marmolejo (Jaén) y Ronda (Málaga) y Aura Cuidados y que tiene como objetivo ofrecer estancias temporales en las residencias que gestiona este último grupo, de modo que estas personas reciban la asistencia adecuada y a su vez se dé un respiro a sus cuidadores.

Para ello, a través del Programa de Respiro Familiar Unicaja se pone a disposición de las familias rondeñas un total de 1.400 días de estancia en la residencia Parra Grossi, situada en la calle Jerez de Ronda. De esas jornadas, 800 se destinarán a usuarios dependientes, mientras que las 600 restantes serán para aquellos mayores que puedan valerse por sí mismos.

La participación de la Fundación Unicaja en iniciativas de este tipo responde a las acciones de solidaridad y de compromiso que lleva a cabo en su ámbito de actuación en general y en Ronda y con los mayores en particular.

En concreto, el Programa de Respiro Familiar Unicaja es una herramienta de ayuda para que los cuidadores de las personas mayores dependientes no se sientan solos en la tarea de atenderlos, así como para que esta asistencia no sea un obstáculo en su desarrollo personal, familiar y laboral.

Al mismo tiempo el programa busca ofrecer seguridad a aquellos mayores que, residiendo solos en su domicilio habitual y ante cualquier eventualidad o problema, puedan necesitar de forma puntual atención en una residencia.

Las personas que atienden directamente a familiares dependientes hacen frente a determinadas tareas, esfuerzos y tensiones, que, al final, pueden llegar a repercutir tanto en la propia persona como en las relaciones con su entorno laboral, familiar y social.

Ante eso, la Fundación Unicaja puso en marcha en 2016 en sus residencias para mayores, ahora gestionadas por Aura Cuidados, este programa de respiro familiar. Tras el resultado positivo obtenido por la iniciativa, se ha optado por llevarla a cabo de nuevo tanto en los centros andaluces de Ronda (Málaga) y Marmolejo (Jaén) como en el de Almadén (Ciudad Real).

La Fundación Unicaja es consciente de los beneficios del programa, por lo que la nueva propuesta mantiene los objetivos de colaborar para que la situación de dependencia de las personas mayores no suponga un obstáculo para el desarrollo personal, familiar y laboral de su entorno y cuidadores, y de garantizar la permanencia en su domicilio de todos aquellos ancianos que así lo deseen.

Marmolejo (Jaén) y Almadén (Ciudad Real)

En el caso de Marmolejo, son un total de 920 las estancias diarias disponibles en el centro residencial Los Leones, de las que 400 se destinan a mayores dependientes y 520 a aquellos que no lo sean. En Almadén, por su parte, se ofrecen 810 jornadas en la residencia Santa Bárbara: 400 para personas que necesiten asistencia y 410 para las que se valgan por sí mismas.

Dado el carácter estacional de las plazas y con el objetivo de que este recurso pueda ser utilizado por el mayor número de personas, el período máximo de ocupación por usuario es de un mes, prorrogable por otro si las circunstancias así lo aconsejan.

Tramitación de las peticiones

Respecto a la tramitación de las peticiones, deben cursarse ante los Servicios Sociales Comunitarios, donde los técnicos municipales llevarán a cabo su documentación, justificación y remisión al centro residencial correspondiente con indicación expresa del tiempo estimado de la estancia. Finalmente, será un trabajador social quien, en nombre de la Fundación Unicaja, comunique al solicitante o a su cuidador la concesión del recurso y quien articule todo lo relativo a su traslado.

Del total de beneficiarios de este programa durante el año pasado, el 2% lo fue por reagrupamiento familiar; el 12%, por necesidad de cuidados ante el empeoramiento del estado de salud; el 15%, por encontrarse esperando la asignación de una plaza pública y no poder permanecer solo en su domicilio; el 16% respondía a un grave riesgo de exclusión social; el 19% era para que sus cuidadores habituales pudieran disfrutar de días de respiro, y el 36%, para una recuperación funcional o por alta hospitalaria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR