ACNUR: Proyecto ‘Mind the Gap’

La educación es un derecho fundamental que además contribuye a erradicar el círculo vicioso de la pobreza.  Más de la mitad de los refugiados y desplazados que hay hoy en el mundo son niños y niñas que han visto interrumpidas sus vidas por la violencia. Que los niños puedan continuar formándose, aunque estén en un campo de refugiados, es vital para su desarrollo.

ACNUR es consciente de que la educación es básica para que un niño refugiado recupere su infancia y sea una persona de provecho para sí misma y su comunidad. Para ello, ha puesto en marcha la iniciativa “Mind the Gap”. Esta iniciativa se enmarca dentro del interés general de Fundación Unicaja por apoyar y promover iniciativas sociales y educativas que favorezcan la formación integral de los menores. En este caso, la acción se centra en uno de los colectivos más vulnerables como son los niños y jóvenes refugiados.

El compromiso de la Fundación Unicaja con este programa responde a su interés por impulsar la educación y la formación desde la infancia en general y, especialmente, cuando se trata de colectivos con necesidades concretas, como es el caso de la población refugiada.

La expresión ‘Mind the Gap’ hace referencia a la brecha educacional existente entre los niños refugiados. Así, el proyecto tiene como finalidad impulsar mejoras educativas para hacer posible que los niños y jóvenes tengan un futuro formativo más allá de los cursos de primaria, a pesar de su situación de refugiados. Se desarrollará en los países de Kenia, Uganda, Ruanda y Pakistán, cuatro de los principales países de acogida de refugiados en el mundo. Inicialmente tendrá una duración de 4 años, y se beneficiarán un total de 88.600 jóvenes.

El proyecto ‘Mind the Gap’ surge para poner un punto y seguido al programa ‘Educa un niño’ que la organización internacional lleva a cabo para la escolarización de un millón de niños y con el que la Fundación Unicaja colabora.

Con este nuevo paso se pretende ir más allá de la formación básica y reducir la brecha escolar de estos jóvenes para no ser víctimas de trabajos inseguros y explotación. Además, está previsto hacer hincapié en la educación femenina, ya que entre las mujeres existen riesgos adicionales como consecuencia de problemáticas como el matrimonio infantil, el embarazo precoz, la servidumbre doméstica y la explotación sexual.

En la actualidad más de 68.5 millones de personas han tenido que huir de sus hogares para salvar sus vidas. Más de la mitad los refugiados son niños con  que grandes dificultades para acceder a los estudios, quedando muchos de ellos sin escolarizar.

La cifra de refugiados ha aumentado de manera significativa en la última década incrementándose en un 75%. Este éxodo ha sido motivado principalmente por la crisis en Siria, la emergencia de Rohingya y los conflictos de Sudán del Sur, República Centroafricana, Burundi y Centroamérica.

A la llegada de los refugiados a los campamentos, ACNUR proporciona ayuda de primera necesidad, brinda apoyo para superar el trauma que muchos de ellos han experimentado y ayuda a que los niños y jóvenes tengan acceso a la educación, garantizando que puedan optar a un futuro mejor.

Para más información: www.eacnur.org · 91 369 06 70

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!
X