La exposición ‘Sorolla tierra adentro’ de la Fundación Unicaja se despide de Málaga superando las 40.000 visitas

31 enero, 2020


La exposición ‘Sorolla tierra adentro’, organizada por la Fundación Unicaja, se ha clausurado en el Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga registrando más de 40.000 visitantes.

La muestra, que se inauguró el pasado 21 de octubre y ha podido visitarse hasta el 30 de enero, presentaba una selección de 111 obras de Joaquín Sorolla y Bastida que plasmaban la diversidad del paisaje español y escenas costumbristas de nuestro país. Con ‘Sorolla tierra adentro’ abría sus puertas el Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga, dando paso a una nueva programación de actuaciones culturales de la institución en el histórico edificio de la plaza del Obispo.

De las más de 40.000 personas que han disfrutado de la obra de Sorolla en el centro de la Fundación Unicaja, cerca de un 50% han sido visitantes internacionales, procedentes de Europa y también de otros países del mundo. Además, más de 2.300 personas han recorrido la exposición a través del centenar de visitas guiadas didácticas organizadas por la institución. Colectivos de mayores, personas con discapacidad, escolares y docentes, colegios profesionales, y asociaciones de carácter social y cultural han formado parte de los grupos guiados a la muestra de Sorolla en Málaga.

Los paisajes interiores de Sorolla en contraste con sus características escenas mediterráneas despertaron enormemente el interés del público malagueño desde la inauguración. Solo en su primer mes, esta exposición, que se organiza en colaboración con el Museo Sorolla de Madrid y la Fundación Museo Sorolla, alcanzó los 10.000 visitantes.

Desde el mar hacia ‘tierra adentro’
La exposición ‘Sorolla tierra adentro’ en el Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga conectaba en sus 111 lienzos paisajes realistas repletos de luz con escenas mediterráneas y de ciudades históricas como Granada, Sevilla o Toledo.

El mar y la playa, con niños jugando en la arena y barcos de pesca en la orilla o en tierra firme, abrían el recorrido expositivo. La Valencia natal del artista era su siguiente parada, con las barracas de las huertas, los paisajes de la albufera, y las calles y monumentos de la capital levantina.

Sobre el paisaje castellano, con el que continuaba el recorrido, compartió fascinación con figuras del círculo de la Institución Libre de Enseñanza como Francisco Giner de los Ríos y Aureliano de Beruete y Moret.

En ‘Sorolla en verde gris’ se ofrecía un paseo por el norte del país hasta el Cantábrico. En Muros de Pravia Sorolla se unió a una colonia de paisajistas y en sus periodos vacacionales en San Sebastián, Biarritz y Zarautz experimentó con las tonalidades que sobresalen en este apartado.

En ‘España blanca’ buscó la autenticidad de la tierra, deteniéndose en los coloridos viñedos de Jerez, las chumberas de las zonas secas, los jardines de Sevilla y, muy especialmente, en Granada. La Alhambra le deslumbró y a Sierra Nevada y sus vistas dedicó casi medio centenar de óleos, algunos de ellos presentes en esta exposición.

El visitante podía conocer diversas perspectivas de Toledo y su Alcázar en el apartado dedicado a las ‘Ciudades históricas’, que también mostraba las murallas de Ávila, la catedral de Burgos en plena nevada o el castillo medieval de Medina del Campo.

Además, ‘Sorolla tierra adentro’ incluía un conjunto de lienzos de paisajes, tipos y costumbres que Sorolla pintó como bocetos para el encargo del filántropo estadounidense Archer M. Huntington, fundador de la Hispanic Society. Él le encargó al pintor valenciano la serie de obras de gran tamaño para decorar la biblioteca de la institución en Nueva York.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!
X