Ciclo Versos en Unicaja: Homenaje a Carolina Coronado

08-11-2016

Se trata de un ciclo de lecturas poéticas de grandes autores, la mayor parte de ellos andaluces, en esta ocasión dedicada a Carolina Coronado. Es una actividad abierta al público en general y protagonizada por estudiantes de 4º ciclo de  E.S.O. coordinado por el escritor y catedrático de la Universidad de Málaga, Antonio Gómez Yebra.

Tiene como objetivos homenajear a los grandes poetas contemporáneos de nuestra literatura, animar y fomentar la lectura, desarrollar aptitudes de lectura en público y complementar la actividad docente que de forma individual se desarrollan en los centros educativos implicados en el proyecto. En cada jornada participan un poeta consagrado, uno novel y un profesor de un I.E.S. previamente seleccionado que servirá de enlace entre estos y diversos alumnos de 4ª de E.S.O. los cuales realizarán algunas lecturas.

Carolina Coronado Romero de Tejada (Almendralejo, 12 de diciembre de 1820a -Lisboa, palacio de la Mitra, 15 de enero de 1911)

Fue una escritora española, autodidacta y con una gran sensibilidad, considerada como la equivalente extremeña de otras autoras románticas coetáneas como Rosalía de Castro y autora de tal notoriedad que la llegarían a comparar con Bécquer, además de una virtuosa del piano y del arpa. Fue tía de Ramón Gómez de la Serna. Publicó en 1843 un tomo de Poesías, reeditado en 1852, que prologó Hartzenbusch. Escribió también novelas y obras teatrales con predominio de tema históricos y compromiso social.

La producción más importante de Coronado es la poética. Sus poemas fueron recogiéndose poco a poco en revistas, y más tarde, en 1843, se recopilaron en un volumen (Poesías) con prólogo de Hartzenbusch. En las posteriores ediciones de 1852 y 1872 se incorporaron nuevos poemas. Sin embargo, hasta hace poco no se ha podido conocer la totalidad de su obra. Poemas como “La rosa blanca”, “Tú eres el miedo”, “Se va mi sombra, pero yo me quedo” y “El amor de los amores”, serían recordados como sus mejores obras.

En prosa escribió un total de quince novelas, a destacar Luz, El bonete de San Ramón, La Sigea, Jarrilla, La rueda de la desgracia (1873) y Paquita (1850), esta última considerada por algunos críticos como la mejor de todas.

También escribió obras teatrales como El cuadro de la esperanza (1846), Alfonso IV de León, Un alcalde de monterilla y El divino Figueroa, aunque solamente logró estrenar la primera. El cuadro de la esperanza fue su obra más popular.

Influencias recibidas

De claro estilo romántico, consiguió unas composiciones con una gran carga de sensualidad, muy próximas al naturalismo, como en su poema más conocido: El amor de los amores; que escribió en «Sierra Jarilla» tras la muerte de Alberto.

Carolina Coronado se dedicó desde muy joven no sólo a la composición de sus propios versos, sino a la lectura de importantes autores, en los que ella se apoyó y se inspiró ya que fue autodidacta. Le apasionó la lectura de Tarso, Petrarca y Lamartine y tradujo sus obras italianas al español. Además tenía entre sus páginas favoritas las de la obra de Santa Teresa, Fray Luis de León, Garcilaso, San Juan de la Cruz, Menéndez Valdez y otros, y aprendiendió de todos ellos.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page
ver todas las actividades

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR