Muestra que reúne las últimas creaciones del sevillano Fausto Velázquez con la creadora mexicana, Frida Kahlo, como punto central de interés, mostrándonos su maestría como retratista y dibujante a través de multitud de retratos, elaborados con diversas técnicas, con el rostro de la icónica pintora del pasado siglo XX como protagonista.

Un retrato de Frida Kahlo efectuado en 1939 por el fotógrafo Nicholas Muray, que fue amante de la pintora mexicana, fue el determinante para que Fausto Velázquez se embarcara en este proyecto pictórico.

Frida Kahlo no era guapa pero tenía un gran atractivo; era hija de alemán y mexicana descendiente de española… Me interesa sobre todo como personaje, por lo que significó para la liberación de la mujer; fue una mujer libre, tuvo amantes de ambos sexos y, aunque amó a su marido (el pintor mexicano Diego Rivera) nunca fue una esclava de ese amor”.

En uno de los retratos, Velázquez ha plasmado a Kahlo ataviada con un mantón de Manila diseñado por los sevillanos Vittorio y Lucchino, amigos y vecinos del pintor. Para hacer esta obra, Velázquez ha fotografiado a una amiga vistiendo el mantón, de modo que ha copiado simultáneamente del retrato de Nicholas Muray -el rostro de Frida- y de la foto de su amiga -la caída del mantón sobre los hombros-.

Fecha:

Inicia el 11-05-2016 y finaliza el 26-06-2016

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido Protegido !!
X